Cuando viajas siempre conoces personas nuevas, pero de todas muy pocas se quedan realmente en ti.

Amigos. No es una palabra cualquiera, lleva mucha fuerza y no se le dice a cualquier persona. Aunque suene muy religioso yo doy gracias a Dios porque en este transcurso de mi vida tengo amistades que valen oro, de esas que no se encuentran tan fácilmente. Estando lejos de tu familia es algo difícil y más cuando tienes tormentas en tu camino, pero como dije, dios es muy generoso conmigo y siempre pone buenas personas en mi camino.

Me da gusto encontrar en este transcurso de mi vida a mi compañero de viaje, ese alguien que me ha demostrado ser un gran amigo, que en las malas y en mis desplantes ha estado aquí, que te enfermes, te cuide y no se vaya hasta que te vea mejor, que el tamaño de sus ojeras sea tan grande como las tuyas ya que no cualquiera se duerme hasta después de dejarte tranquila, cuando me pongo triste siempre tiene algo que decir para mejorarlo, que no estuve en línea todo un día y escuches el timbre y sea él viniendo a corroborar que todo esté bien, alguien que se preocupa, alguien que logras ganar su cariño y viceversa. Lo más importante, alguien que valora y sabe lo que significa esa palabra tan grande “AMIGOS” Porque muchos creen que por ser buen amigo, existe algo más y no, no es así, un amigo puede hacer eso y más sólo por el simple hecho de que con un amigo siempre cuentas incondicionalmente.

Este día quiero dar las gracias por tan bonita amistad, por esta amistad nueva que se suma a mi lista, por esta amistad que apenas comienza. Gracias Shayan por ser esa gran compañía y hacerme sentir en casa.

Categories: Por Mari

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: